Sacramentos

Sacramentos

Sacramento del Bautismo

El Rito del Bautismo es el primer paso en la iniciación de un católico. Es la puerta de entrada al Espíritu Santo y para todos los demás sacramentos. Nuestra comunidad da la bienvenida a nuestros nuevos miembros de la familia. En la celebración del Bautismo, somos testigos del amor, la dedicación y el compromiso de los padres y padrinos. Ofrecemos clases mensuales de preparación para el bautismo para los padres y padrinos. La clase es para ayudarle a entender el sacramento, el proceso, la liturgia, y el pacto que está entrando en con Dios.

 

Sacramento de Reconciliación y el Sacramento de la Eucaristía

El Sacramento de la Reconciliación otorga al pecador el amor de Dios que reconcilia. En Mateo 5: 23-24, Jesús dice: "Por eso, si tú estás para presentar tu ofrenda en el altar y te acuerdas de que tu hermano tiene algo contra ti, deja allí mismo tu ofrenda allí mismo tu ofrenda ante el altar, y vete antes a hacer las paces con tu hermano; después vuelve y presenta tu ofrenda."  Este Sacramento "nos limpia" y nos renueva en Cristo.

 El Sacramento de la Santa Eucaristía es "la fuente y la cumbre de la vida cristiana". Los otros sacramentos, y de hecho todos los ministerios eclesiásticos y las obras de apostolado, están vinculados con la Eucaristía y están orientados hacia ella. Porque en la bendita Eucaristía está contenido todo el bien espiritual de la Iglesia, es decir, el mismo Cristo.

PREPARACIÓN DE LOS NIÑOS PARA LA PRIMERA COMUNIÓN

Cualquier católico bautizado que haya alcanzado la edad de la razón (7 años de edad) y esté registrado como miembro de la Iglesia Católica de la Inmaculada Concepción. (Se harán excepciones para los niños que deseen recibir su Sacramento aquí en Iglesia Católica de la Inmaculada Concepción que no sean feligreses solo con el permiso por escrito de su párroco).

PRIMERA COMUNIÓN ADULTA

La preparación sacramental está disponible para adultos que han sido bautizados como católicos pero que no han recibido la Primera Comunión o la Confirmación. Esta preparación es a través de RCIA.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE RCIA

 

 

 

 

 

 

 

Sacramento de la Confirmacion

Confirmacion

¿Qué es la Confirmación?


El Sacramento de la Confirmación perfecciona la gracia bautismal. Es un derramamiento del Espíritu Santo y nos arraiga más profunda y firmemente en Cristo, fortalece nuestro vínculo con la Iglesia, nos asocia más estrechamente con su misión y nos ayuda a dar testimonio de la fe cristiana en palabras acompañadas de obras. Junto con el Bautismo y la Eucaristía, la Confirmación es uno de los tres Sacramentos de Iniciación y equipa al ungido para la participación activa en la vida de la Iglesia.

 

Sacramento del Santo Matrimonio

Marriage

¡Felicidades por tu compromiso!

El matrimonio es uno de los siete sacramentos y debe celebrarse con gran reverencia, discernimiento y preparación. Deseamos apoyarlo en la preparación del día de su boda, pero lo más importante es que la parroquia desea brindarle apoyo continuo en su matrimonio. Por esta razón, tiene sentido que usted sea un miembro activo y registrado de la parroquia.

La preparación matrimonial es una de las cosas más importantes que harás, y te recomendamos encarecidamente que dediques una cantidad de tiempo adecuada a este importante aspecto de tu período de compromiso. La investigación muestra que las parejas que completan un programa estructurado de preparación matrimonial se casan con una mejor comprensión de sus fortalezas y desafíos, tienen expectativas realistas de matrimonio y tienen tasas de divorcio más bajas.

Preparación matrimonial en Iglesia Católica de la Inmaculada Concepción

Planifique comenzar la preparación para el matrimonio 6 meses antes de la fecha de su boda propuesta. Seis meses es la cantidad de tiempo típica necesaria para completar el proceso de preparación matrimonial requerido por la Arquidiócesis para todas las parejas que completen la preparación para el matrimonio en esta Arquidiócesis (ya sea que su matrimonio se celebre en esta Arquidiócesis o en otro lugar).

La pareja debe llamar y hablar directamente con el pastor para programar una reunión en persona. Durante su reunión con el pastor, hablará sobre su libertad para casarse, su comprensión del compromiso y su capacidad para vivir ese compromiso.